Ca-ca-ca-cambios

La última entrada fue hace ya varios meses, pero la falta de actualizaciones no ha sido algo premeditado. En parte han sido circunstancias personales, pereza, y sobre todo, no tener claro el propósito de este blog y el intentar hacer varias cosas a la vez, la mayoría de ellas sin cabida en un blog personal como este. Por ejemplo, uno de los consejos que se suelen dar a los bloggers es escribir para los lectores y no para uno mismo. Eso está bien para blogs que quieren generar una comunidad a su alrededor, blogs neutrales de noticias, y sobre todo para atraer visitas. Pero este blog es personal, como indica su subtítulo, y lo lógico es centrarlo en las cosas que me interesan a mi.

He echado mucho de menos escribir. La mejor época que he pasado en los últimos meses fue aquella en la que estuve escribiendo aquí. Al mismo tiempo, también fue la más agotadora, debido al ritmo de actualizaciones, muchos días sin tener realmente nada que decir, y también frustrante, debido a no tener tiempo de desarrollar textos que se lo merecían.

Por todo ello, tan repentinamente como lo dejé, vuelvo a escribir, pero esta vez con un nuevo enfoque. Voy a escribir sobre los temas que me interesan, incluso si no le interesan a nadie más, incluso si una temporada me da por hablar incesantemente del mismo tema, aburriendo a las piedras. Si luego a alguien le sirven o entretienen mis desvaríos, mejor que mejor, pero no van a ser escritos con esa intención… a no ser que me apetezca. Este es mi blog, en mi dominio, alojado por mi, así que se me permite hablar de lo que yo quiera, dentro de la legalidad. Yo pongo las reglas, aunque termine hablando yo solo. En otros blogs, foros y redes sociales tengo que ser consciente de los demás, respetarlos, no spamear y no ser pesado. ¡Pero aquí no! Para algunos esto es una obviedad e incluso la idea de respetar a los demás puede ser una novedad, pero para mí es una revelación. Así que, escribiré sobre lo que me interese, cuando me interese, con la extensión que crea conveniente, y durante todo el tiempo que sea necesario. O innecesario.

Hace tiempo, habría editado y acortado este post, resumiéndolo y dejando la información necesaria para comunicar lo que quiero decir. Hoy no.

(Y ahora que veo los artículos relacionados, veo que los “cambios” son un tema recurrente en este blog. Tal vez debería crearles una sección propia…)

2 comentarios en “Ca-ca-ca-cambios”

  1. Me encantan los cambios y me alegra que hayas decidido volver a escribir. Me parece lógica la decisión de escribir solo para tí, ya que tras tu famoso “en sentido de mi blog y sus entradas” no podía encontrar otra respuesta a tu bloqueo. Me alegro egoistamente de volver a poder leerte aleatoriamente desde mi viejo ordenador negro. Saludos ! ! !

    1. No cantes victoria que todavía no he escrito nada y ya me conoces. Es broma, tengo un par de artículos en la cabeza, a ver si consigo sacarlos…

      (Por cierto, tu comentario ha sido el número 200 de este blog. No, no has ganado nada).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *