El libro de Eli, primera parte

El libro de Eli es la última película que he visto, gracias a dos amigos: Mizuno me la recomendó y Natxo me dejó el Blu-ray; gracias a los dos.

Normalmente, la gente que tiene un blog y ve una película, suele hacer una crítica, recomendándola o desaconsejándola, destacando las partes buenas o malas, o apuntando con el dedo y señalando agujeros de guión, que es lo que parece que se le da bien a todo el mundo.

Así que lo lógico sería que yo hiciera lo mismo, pero no lo voy a hacer; voy a hacer algo mucho mejor. Voy a tratar de que los que ya hayan visto la película, la próxima vez que la vean, lo hagan con mis ojos. No literalmente, claro, lo que quiero decir es que voy a señalar varias cosas que he visto, y que a primera vista pueden no ser obvias y mucha gente las puede pasar por alto.

Una de las cosas por las que El libro de Eli es diferente a lo que estamos acostumbrados, es porque prácticamente no tiene exposición. La mayoría de las películas, sobre todo las superproducciones, tienden a dárselo todo masticado al espectador. Suelen empezar con un texto y una voz en off que explica: «En el año 2012, la tercera guerra mundial[…] explosión termonuclear[…] arrasando el cielo[…] Esta es la historia de un hombre[…]». También suelen abundar los personajes que explican lo que está pasando, aunque sea obvio para el resto de personajes: «Amigo, en este mundo la moneda ya no vale nada, desde que en el año 2011 destruyeron[…] y entonces[… ]desde entonces usamos el trueque, así que, ¿qué tienes para intercambiar?»

Los guionistas de El libro de Eli, al parecer no creen que el espectador sea idiota, y le ven capaz de rellenar los huecos. Por eso, es difícil seguir la película para algunas personas. Tal vez los productores tengan razón y el público es idiota.

Yo no creo que vosotros seáis idiotas, pero dejadme señalar varias cosas que, como ya he dicho, he observado en los dos visionados y pico que he hecho.

[box style=»red warning rounded shadow»]Una cosa más. Parte de la gracia de la película es que nadie te cuente ciertas cosas antes de verla, así que si aún no la has visto, hazte un favor y no sigas leyendo. El resto, podéis seguir.[/box]

Cegado por el sol

Esto es bastante obvio, pero al principio no me di cuenta. Si os fijáis bien, todos los personajes, cuando están el exterior, llevan algún tipo de protección para la vista, normalmente gafas de sol, como las que lleva Eli. El motivo lo explica el propio Eli cuando le pregunta a Claudia si se quedó ciega antes de la guerra o después. Por lo que podemos deducir, durante la guerra hubo algo (probablemente una o varias explosiones nucleares, pero fijaos que nunca lo dicen) que posiblemente destruyó la capa de ozono, haciendo que la radiación solar sea mucho más intensa. Así que todos llevan gafas de sol, y el que no las lleva, se queda ciego, probablemente le pasó a una de las criadas de Carnegie. También vemos que los saqueadores que pasan tiempo en el páramo tienen la piel reseca y llena de pústulas.

Hablando de ceguera, es un buen momento para abordar el giro argumental del final de la película, y por el que muchos se sienten frustrados, calificándola de timo. ¿Está Eli ciego durante toda la película? ¿Por qué no lo habíamos visto hasta entonces? ¿Me han engañado los directores? ¿Tiene Eli superpoderes o sentidos agudizados como Daredevil?

Vamos por partes. El problema de aceptar o no la ceguera de Eli, es aceptar o no la intervención divina e introducir un elemento sobrenatural en la historia. Si Eli está ciego y sobrevive durante treinta años en esas condiciones a pesar de todo y cumple su misión, Dios ha tenido que protegerle, como dan a entender varios personajes a lo largo de la película. Muchos espectadores se niegan a aceptarlo en lo que hasta ese momento, podía haber sido una historia «realista», sin elementos sobrenaturales. Algunos incluso lo niegan y afirman que Eli se queda ciego al final de la historia, después de que le disparan y pasa tiempo expuesto al sol sin sus gafas.

Tengo malas noticias para ellos, hay varios indicios de que Eli está ciego desde el principio de la película. Veamos algunos.

Al principio de la película, Eli entra en una casa abandonada. La explora en busca de algo que le sea útil y se sorprende al ver un cádaver tras una puerta. Después le vemos mirar la pantalla de su iPod y vemos como le despierta la luz del sol. No puede estar ciego, ¿verdad?

Ahora volvamos a ver la escena, esta vez de verdad. Eli entra en la casa dando una patada a la puerta. Camina por la casa y abre un armario. Arrastra varios platos y tazas por el armario, haciéndolos chocar sin miramientos unos contra otros. ¿Por qué haría eso si los puede ver bien? La primera vez que vemos la película lo podemos achacar a un comportamiento violento, o una rareza del personaje. La segunda vez sabemos por qué. Después, huele el aire y se dirige hacia el armario donde está el cadáver pero por el camino, tropieza con una mesa que estaba en medio. La primera vez que vemos la escena no nos damos ni cuenta, podemos pensar que Denzel no se dio cuenta, y que no repitieron la escena porque los directores son unos vagos, o unos ineptos que no se dieron cuenta en el montaje.

Eli abre el armario y se sorprende, pero no al ver el cadáver, sino del ruido que hace la puerta al desprenderse de sus goznes, y esto es evidente al fijarnos en su reacción. Después se acerca al cadáver, y va bajando poco a poco hasta sus pies y se alegra al darse cuenta de que está calzado. A alguien que no esté ciego no le haría falta, lo habría visto a la primera.

Sobre el iPod, sin entrar en fanatismos hacia Apple, una de las cosas por las que el iPod era diferente al resto en su día era por su rueda y por poderlo manejar sin mirar la pantalla, por ejemplo si se está haciendo jogging. Eli puede manejarlo sin problemas, pero sin embargo, cuando se queda dormido y se le acaba la batería, no puede ver por qué no funciona y sigue apretando los botones.

No me he olvidado de la luz del sol que despierta a Eli, pero hablaré de ella y de su significado en otro momento.

Hay varias escenas en las que Eli no mira a la cara de sus interlocutores. Podríamos pensar que es tímido, o que es algún capricho interpretativo de Denzel, o… que el protagonista está ciego. Sin embargo, hay veces que parece mirar las cosas a su alrededor, pero si nos fijamos, veremos que está reaccionando a ruidos o a olores. Él mismo dice oler a los salteadores en la famosa escena del túnel. Sabe que los personajes están ahí antes de que abran la puerta de su habitación. Huele el champú del pelo de Claudia. Oye el aleteo de un pájaro… capacidades que el resto de personajes no tienen, y que no pierde en esas otras escenas en las que parece que está mirando algo. Tal vez cuando parece que se acerca algo para mirarlo lo está oliendo, o cuando gira la cabeza hacia su interlocutor, puede hacerlo para oírle mejor.

Hablando de la escena del túnel, si os fijáis, antes de que le ataquen, Eli retrocede hasta la oscuridad, donde sabe que tiene ventaja sobre sus atacantes. Aparte de que estéticamente esa escena queda mejor, me parece inteligente que Eli aproveche sus debilidades y las convierta en las de sus enemigos.

Después, Eli llega al pueblo de Carnegie, entra en una tienda y le pide al Ingeniero (Tom Waits, genial como siempre) que recargue su batería. El Ingeniero le dice que es una Fathom 900 y Eli responde: «¿En serio?» Podemos interpretar esa frase como «Ya lo sabía», como hice yo la primera vez, o como «si no me lo dices, no me entero». Eli no puede leerlo, está ciego.

Más combates. En el tiroteo en la calle del pueblo de Carnegie, es capaz de disparar a varios hombres, incluso a los del tejado. ¿Cómo lo hace si está ciego? Rebobinemos la escena (yo lo hice). Bang. Disparan a Eli desde un tejado. Bang. Eli devuelve el disparo. Bang, bang, bang. Le disparan varios a través de la calle. Bang, bang, bang. Eli dispara a varios hombres. Bang. Le disparan desde el otro tejado. Bang. Eli mata al francotirador del tejado. ¿Veis por dónde voy? Eli no dispara si no le disparan primero. Podría ser que Eli fuera un pacifista que solo reacciona cuando le atacan primero… o podría ser que Eli necesite oír desde dónde le disparan para poder reaccionar. Probablemente, ambas son correctas.

Más tarde, Eli y Solara llegan a casa de George y Martha. Ignoran un cartel de prohibido el paso. Eli patea el primer escalón (¿o tropieza con él?), y después sube las escaleras. Caen ambos en una trampa. Martha y George abren la puerta. George (interpretado, por cierto, por Michael Gambon, el Dumbledore de Harry Potter) les increpa diciendo que hay un cartel de prohibido el paso, que si no saben leer. ¿La respuesta de Eli? «No lo vimos».

En el tiroteo en casa de George y Martha, Solara le pregunta a Eli qué están haciendo los hombres de Carnegie. Eli responde: «Nada bueno.» Después vemos como sale una ametralladora gatling del camión. Eli no se mueve de su esquina. La ametralladora empieza a disparar. Entonces, Eli se arroja al suelo, no antes. Solo después de que empieza a atronar. Cuando Solara le preguntó, Eli no lo sabía.

Creo que queda claro que la intención de los guionistas, probablemente con ayuda y sugerencias del propio Denzel, era la de que Eli estuviera ciego toda la película, y hay varios indicios de ello. Solo son indicios, pequeñas pistas, pero al sumarlas es evidente. Pero no es tan evidente como en otras películas, ¿recordáis lo que dije antes sobre la inteligencia del espectador?

Tengo más cosas que contar sobre El libro de Eli, pero lo haré en sucesivos artículos; esto ya es demasiado largo, y no quiero aburriros. También me gustaría ir viendo vuestra opinión, así que ya sabéis, si os interesa esto y no os parece un rollo, dejad un comentario aquí abajo, en Facebook, twitter o donde lo hayáis encontrado, y así me animaré a escribir más.