Horrores tipográficos

Hasta hace relativamente poco, era feliz respetando la ortografía y la gramática, y sintiéndome satisfecho con mis escasos escritos, pero eso cambió cuando aprendí que además de las reglas ortográficas y gramaticales, también hay reglas tipográficas, que hasta entonces violaba alegremente. Resulta que durante todos estos años, las había ignorado casi por completo, prácticamente ni siquiera sabía que existían.

Sospecho que es debido a que existe un desconocimiento general de la tipografía, y además a nadie parece importarle. Es cada vez más común que la gente ignore la diferencia entre una raya, un guión o un signo menos; o entre las comillas tipográficas y las dobles; o si éstas deben ser rectas o no.

Otro presunto culpable probablemente sea la informática, con sus teclados incompletos, y sus programas poco respetuosos o incluso tercos en su empeño por corregir errores inexistentes. ¿Y para qué demonios quiero yo un ampersand (&) en mi teclado? Pagaría por tener uno con un guión largo, o unos puntos suspensivos, o unas comillas tipográficas. A veces hasta he pensado en hacérmelo yo mismo.

¿Importan realmente estas reglas? Pues sinceramente, creo que sí. La mayoría de ellas existen para que leer sea más cómodo, más agradable a la vista. No puedo entender cómo nos gastamos cientos de euros en un dispositivo con tinta electrónica de alto contraste y utilizarlo luego para leer textos con los renglones truncados, guiones en lugar de rayas, sin separación entre párrafos, y mal guionizado. Es el equivalente a ver un screener de 700 MB en un plasma fulhachedé.

Pero desde que las descubrí, cada vez soy más estricto con ellas. Solo conmigo mismo, no soy un nazi gramatical, ni un talibán ortográfico, ni un… comosellame tipográfico, no. Excepto en los casos en los que deberían respetarse y no se hacen, es decir, en publicaciones profesionales. En periódicos, en revistas, en carteles, en subtítulos de películas -estos últimos son particularmente hirientes-.

Porque una vez emprendes el camino, no hay marcha atrás, y es un camino que conlleva asociado mucho sufrimiento. La tipografía es el paso de peatones de la lengua, casi nadie la respeta. Un paso de peatones que además se ha ido borrando con el tiempo, y nadie viene a repintarlo.

11 comentarios en “Horrores tipográficos”

    1. En tu mano está el mejorar :)

      Que conste que estas cosas no las escribo por chulearme. Tengo esa suerte, siempre me han costado poco los idiomas, igual te acuerdas que en el colegio nunca estudiaba para los exámenes de inglés ni euskera. Hacía redacciones de inglés con letras de Manowar simplemente por que si no me aburría, y lo mejor era que me ponían nota :D

      Pero como nunca me ha costado esfuerzo, nunca lo he valorado. Valoro mucho más que alguien a quien sé que le cuesta, haga el esfuerzo y trate de corregirse, aunque luego meta la pata.

      Y con esto de la tipografía lo que quería decir es que siempre hay un pez más grande y siempre te queda algo por aprender. Aunque creas que lo haces todo bien, otro puede estar pensando: “madre mía, este tío no sabe puntuar correctamente” o “los puntos y aparte existen”. Por ejemplo, yo acabo de usar las comillas rectas por vagancia, aún sabiendo que están mal y debería usar estas otras «comillas».

      Que no caigan en el olvido, que inconscientemente esas reglas son las que nos hacen agradable o no disfrutar de una novela…

      … y ya me callo, que me enrollo más que la persiana de mi habitación.

    1. Tienes toda la razón, tampoco es bueno pasarse. De hecho, desde que he instalado todas estas cosas el nivel de comentarios ha bajado en picado. ¿Casualidad? No lo creo.

      Tengo que estudiar y planificar un poco más antes de lanzarme. Nadie usa el login de facebook ni de twitter en los comentarios nuevos, la razón por la que lo puse y que creí que más gente querría usar, y desde entonces, casi nadie comenta.

      Lo más probable es que lo desinstale, aunque me gustaban cosas como el que ahora te pueda contestar a cada comentario por separado… no sé. Tengo que meditarlo, pero no hoy, que voy con el tiempo justo.

  1. A mi el orden de los nuevos comentarios me resulta algo lioso, todo lo que no sea viejos comentarios arriba y nuevos abajo me descoloca. Eso si, aquí tienes a uno que usa lo de twitter.

    Sobre las reglas tipográficas, tengo que informarme, tengo muy poca idea.

    1. A mí tampoco me gusta, para mí lo ordeno por “los más antiguos primero”, pero me gustaría ponerlo como opción por defecto para todo el mundo. Gracias por el feedback, veré qué puedo hacer.

      Ahora dudo entre caja de texto para responder arriba, o caja de texto para responder abajo, pero no quiero hacer muchos cambios de golpe.

    2. Hala, he cambiado el orden por defecto a antiguos primero y movido la caja de comentar debajo de los comentarios. Me parece más lógico, aunque claro, ahora lo de “Me gusta” tiene menos sentido. Seguiré dándole vueltas, espero no volver loco a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *