Mala memoria

Todavía no he comentado por aquí que hace poco mi ordenador de sobremesa dejó de funcionar (bueno, en algún comentario). Estos días he estado tirando de iPad y mi viejo netbook para poder escribir aquí, que también yo tengo que tomar la decisión de hacerlo cuando menos medios tengo.

Ayer, en uno de esos momentos en los que te llevas la palma de la mano a la cara, también conocidos como «facepalm», me dí cuenta de que todavía tenía mi vieja placa base y procesador por ahí. No la que tenía antes del ordenador estropeado, que esa la «doné», sino los de mi ordenador anterior. Yo pensando en cómo conseguir una, y resulta que la tenía a pocos metros cogiendo polvo…

No es mucho para los estándares de hoy en día, pero hasta que tenga algo mejor igual puedo tirar con él. El caso es que llevo toda la tarde haciendo un Frankenstein con todas las piezas que tengo por ahí, testeando memorias, haciendo sitio en un disco duro, intentando que la placa reconozca dispositivos serial ata 2, que arranque desde la unidad de DVD… que por cierto, no ha habido manera, pero he conseguido enchufar la grabadora de DVD a una caja de disco duro USB y arrancar desde USB.

En cuanto acabe de escribir esto, intentaré instalar un sistema operativo, controladores, etc. pero al menos ahora puedo decir que vuelvo a tener ordenador de sobremesa.

Sé que todo esto suena a excusa por no haber escrito hoy y hay una buena razón para ello: es exactamente lo que es.

Y para no decir nada interesante, podría no haber escrito nada. En otras circunstancias lo habria hecho, pero sigo adelante escribiendo al menos un post al día, porque sé que en cuanto empiece a fallar, se acabó.

No estoy muy orgulloso de hacer trampa, pero la ventaja de tener un blog personal es que puedo escribir cualquier cosa: incluso excusas.

Ya os lo compensaré. Tengo grandes cosas en mente, pero el problema es sacarlas, que se escurren y no hay manera…

11 comentarios en “Mala memoria”

    1. No lo sabes tú bien. Resulta que ahora no puedo instalar Windows 7 porque no trae los controladores SATA de mi placa base, y el fabricante no da soporte para un sistema operativo tan moderno en una placa tan antigua. Como no encuentre los controladores por ahí, me voy a tener que hacer unos… y a ver si funcionan.

  1. Cuatro de la mañana. “Solucionado” todo. Da pantallazo azul de la muerte cada vez que se apaga, pero se puede usar. Necesito agenciarme una tarjeta gráfica AGP en condiciones, pero al menos puedo trabajar. Algo es algo.

    1. Tengo una AGP por ahí, lo que no recuerdo es exactamente donde, ni cual. Tengo también un Pentium IV 2’8 GH con 2 GB de RAM (¿O era 1?), con discos duros, con puertos usb, tarjeta gráfica, de sonido, placa base, cd rom y carcasa (que también es importante, oye), lo que no tiene es disquetera. Este finde bajo a casa y el maletero está vacío, así que si quieres algo de eso, ya conoces mi móvil, que desde que me pillé el netbook hace 8 meses, el PC que tenía preparado para bajar y montar en Sestao sigue amontonando polvo en Vitoria.

  2. Hablando de mala memoria, el otro día estuve rebuscando por el trastero y encontré alguna que otra fuente de alimentación que no sabía porque había dejado de usar, junto con un cable molex-sata. Great!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *