RSS, adicciones, procrastinación… ¿conclusión?

Estos últimos días, le he estado dando vueltas a un problema personal que tenemos muchos, y todo empezó de la forma más inocente, hablando de que no tengo tiempo para leer porque lo dedico a Internet. Analizándolo, me fui dando cuenta de cuál era el problema de base, y no quiero terminar la serie sin comentar los pasos que he dado para empezar a solucionarlo.

En primer lugar, he cortado por lo sano con las RSS. Las que me consumían más tiempo han desaparecido de mi lista. *Puf*, ya no están. Así de fácil. Tampoco he sido radical, y he dejado las que me son realmente útiles, algunas páginas y tiras cómicas que puedo ignorar tranquilamente, y dos o tres páginas con pocas actualizaciones diarias de las que realmente quiero leer todo. Pero esos feeds con más de cincuenta actualizaciones al día, por muy interesantes que fueran, ya no ocupan un lugar en mi rutina diaria. Visitaré las páginas de vez en cuando y miraré las noticias de portada… o no.

También he dejado de seguir varias cuentas de redes que actualizaban demasiado frecuentemente, y algunas que no sé ni por qué estaba siguiendo. Y voy a seguir por cancelar mi suscripción a un montón de notificaciones por correo electrónico (newsletters), esas que llegan ocasionalmente porque en su momento marqué la casillita que me pedía permiso.

El tiempo es oro, y ya es hora de valorarlo como tal: todas esas cosas son gratuitas, pero si lo pensamos bien, tienen un coste asociado. Aunque algo no cueste dinero, no es gratis. Así que el criterio que voy a usar para aceptar o rechazar todo este ruido digital es el siguiente: ¿Cuánto dinero pagaría por esto? Si la respuesta es nada, eliminaré esa fuente. Si es algo, por pequeña que sea la cantidad, lo conservaré.

Hoy ha sido un buen día, porque tenido tiempo para perder. Me avergüenza un poco reconocer que lo he perdido, pero lo he disfrutado, más que leyendo todo lo que he dejado de leer. Y bueno, parte de ese tiempo lo he pasado seleccionando y eliminando, pero eso es anecdótico. Seguro que me he perdido un montón de noticias y artículos fascinantes, y habré dejado pasar alguna que otra oferta, o no habré descubierto mi nueva herramienta favorita. Pero no me arrepiento. Hoy soy un poco más libre.

¿Qué opináis del criterio de selección? ¿Pensáis que es demasiado restrictivo o está bien así? ¿Alguna otra sugerencia?

7 comentarios en “RSS, adicciones, procrastinación… ¿conclusión?”

  1. Antes lo normal era lo contrario, borrar las paginas que actualizan poco. ¿Cambiarán los tiempos y actualizar mucho pasará a ser malo? No creo que se convierta en algo masivo pero si que creo que habrá gente que hará lo mismo que tú.

    Internet también me hace perder mucho tiempo… habrá que hacer algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *