¿Pagamos más por la cultura en España?

La respuesta es un rotundo .

Navegando ayer azarosamente por las extrañas aguas de twitter, encontré un enlace que llamó mi atención, pues había estado hablando del tema recientemente con unos amigos:

El precio de la cultura en España: comparativa entre los precios de los libros en España y en el Reino Unido

En él se denuncian los abusivos precios que sufrimos los españoles en los libros que se publican en España frente a los del Reino Unido: el mismo libro, mismo formato, mismos gastos de traducción, tiene una diferencia de dieciséis euros, diferencia agravada aún más por la diferencia entre los salarios de España y Reino Unido.

Hay una relación obvia entre el precio de la cultura y la piratería: la misma persona que tal vez compraría el libro por seis euros, puede que se lo piense si tiene que pagar veintidós, y puede que acabe pirateándolo en espera de un precio más razonable.

Hay otro problema: muchas obras no ven la luz en España y han de adquirirse fuera o ser pirateadas. Me viene a la mente el caso de la famosa Equilibrium, película de culto que durante muchos años se nos prometió que se editaría en España, y que hoy en día sigue inédita. Pero podría dar cientos de ejemplos más. El caso es que aunque tenga dinero, y esté dispuesto a gastarlo, en muchos casos no puedo hacerlo, porque no me quieren vender lo que yo quiero comprar, porque vivo en España.

No solo son los libros

Si no, no existirían páginas como Juegos al mejor precio (no tengo ninguna afiliación con ellos) o topics en foros en los que se informa de dónde encontrar las películas más baratas, casi siempre fuera de España.

¿Cómo respondieron las distribuidoras españolas frente a esta tendencia importadora? ¿Bajando los precios? No, eliminando la pista de audio en castellano de las películas, y la opción de castellano de los juegos ingleses. Así eliminaron la posibilidad de conseguir más barato fuera lo que al final es exactamente el mismo producto, y pudieron mantener sus injustificados precios.

Conclusión

Que la cultura es más cara en España es innegable, y fácilmente comprobable gracias a Internet. Ahora bien, yo me pregunto, ¿es solamente una cuestión económica?

Si yo fuera aficionado a las teorías conspiracionistas, diría que algo huele a podrido en España: nos venden los productos culturales más caros, nos eliminan el acceso a parte de ellos, nos quieren quitar la posibilidad de adqurirlos ilegalmente (lógicamente) y el gobierno recibe presiones al menos de Estados Unidos para que así sea todo. Resultado: al español medio se le niega el acceso a parte de la cultura. ¿Existen intereses para que España sea progresivamente más inculta? ¿Por qué el Ministerio de Cultura no solo no nos defiende frente a esos ataques sino que los alienta?

Por suerte, no soy aficionado a esas teorías. Bueno, voy a ver la tele un rato, a ver qué dan.